El método clínico y el desarrollo tecnológico

EDITORIAL

 

El método clínico y el desarrollo tecnológico

 

The method and development

 

 


El siglo XVIII fue decisivo en el surgimiento de numerosos médicos que, basados en la observación, hicieron grandes aportes a la aparición y desarrollo del llamado método clínico donde se describieron signos, síntomas y síndromes, que fueron organizados y clasificados para su aplicación teórico práctico.1

En 1865 Claude Bernard explicó los pasos a seguir en la investigación científica, creando así el método científico. La aplicación de este al individuo fue el que dio origen al método clínico. Este fenómeno no fue estático, pues en los años 30 del siglo XX se fue introduciendo y perfeccionando el Laboratorio Clínico que mejoró las posibilidades diagnósticas. Durante mucho tiempo la comunidad médica vivió una etapa de aporte tecnológico en el proceso del desarrollo del método clínico, hasta la explosión científico-técnica donde los médicos dejaron de confiar en las técnicas alcanzadas para confiar más en los equipos tecnológicos creados y manejados por el propio hombre.1,2

¿Cómo ocurrió este fenómeno?

El proceso de diagnosticar ha sido complejo e imbrica procesos científicos, empíricos y de observación, logrando un procesamiento cognitivo que se expresa en el diagnóstico. La exploración médica necesita de habilidades que se van creando a partir de la aplicación ordenada y repetida del examen físico.3

Este proceso genera una relación entre el médico y el paciente que constituye la expresión más humanista y sensible conocida, la relación médico-paciente, donde la base fundamental de esta es el interrogatorio. En la práctica habitual los profesionales tienen deficiencias que hacen fallidas las técnicas aprendidas y muchas veces las suplen con los medios diagnósticos.3

Al publicar «El método clínico: muerte y resurrección», el profesor Ilizástigui, alertaba sobre la necesidad de su perfeccionamiento ante los nuevos cambios, pero sin perder las esencias. También, otros maestros de la medicina cubana han insistido que en medio del maremágnum tecnológico que vivimos, el método clínico es más necesario que nunca, si tratamos de cuidar cabalmente a nuestros pacientes como verdaderas personas.4,5

El método clínico debe incorporar nuevos conocimientos, capacidades, y actitudes necesarias que permitan su adecuación al contexto educativo actual y responder a las exigencias de la sociedad. Su aprendizaje debe ser en cada escenario del sector salud: docente y asistencial, intencionado desde la universidad.5

Cambiar la metodología establecida, como nos enseñó el maestro Ilizástigui, «...transformar el método clínico, requiere cambiar cómo los médicos piensan y sienten (...) es la formación de ciertas cualidades: autoconocimientos, sentido moral, sentimientos, valores y conductas, hábito reflexivo, capacidad de empatía y atención comprensiva.3 Corresponde a nuestra generación y las venideras, impedir que se rompa la estructura y enseñanza del método clínico.

 

Conflicto de intereses

El autor declara que no presenta conflicto de intereses para este texto.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1-Capítulo 1. La práctica de la medicina clínica. En: Kasper D, Fauci A, Hauser S, Longo D, Larry Jameson J, Loscalzo J, et al. Harrison's: principios de medicina interna [Internet]. 19 ed. Barcelona: McGraw-Hill Global; 2018; Vol. 1.p. 1-7 [citado 14 Ene 2019]. Disponible en: https://harrisonmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1717&sectionid=114907752

2-Rodríguez Blanco S, Almeida Gomez J, Cruz Hernandez J, Martinez Ávila D. El método clínico y la creciente presencia tecnológica en la cardiología ¿relación excluyente? CorSalud [Internet]. 2014 Jul-Sep[citado 14 Ene 2019];6 (3):235-45. Disponible en: http://www.revcorsalud.sld.cu/index.php/cors/article/view/70

3-Sans Carrazana YA, Bravo Hernández H. El método clínico desde el proceso de formación. Revista Electrónica Dr. Zoilo E. Marinello Vidaurreta [Internet]. 2016[citado 14 Ene 2019]; 41(7). Disponible en: http://revzoilomarinello.sld.cu/index.php/zmv/article/view/817

4-Ilizástigui Dupuy F. El método clínico: muerte y resurrección. Educ Med Super [Internet]. 2000  Ago [citado 14 Ene 2019 ]; 14(2): 109-27. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412000000200001&lng=es

5-Frometa Guerra A, Sánchez Figueredo SA, Maya Castro MA, Jara Lalama J, Valarezo Sevilla DV. El método clínico. Perspectivas actuales. Bionatura [Internet]. 2017[citado 14 Ene 2019]; 2(1): 255-60. Disponible en: http://revistabionatura.com/2017.02.01.8.html

 

 

Recibido:10/12/2018
Aprobado: 14/2/2019

 

 

MSc. Marcel D. Mendieta Pedroso. Especialista de II grado en Medicina Interna y Medicina General Integral. Máster en Urgencias Médicas en Atención Primaria de Salud. Investigador Agregado. Profesor Auxiliar. Hospital ¨Leopoldito Martínez¨. San José de las Lajas, Cuba. Correo electrónico: marcel@infomed.sld.cu

 

Declaración de autoría.

El autor se responsabiliza con el texto que se publica.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Marcel D. Mendieta Pedroso

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.