Seguimiento en el hogar de niños febriles clasificado de no síndrome de respuesta inflamatoria sistémica

Juan Carlos Marrero Cartaya, Alicia Álvarez Rodríguez

Texto completo:

PDF HTML

Resumen

Más de la cuarta parte de las consultas de urgencias pediátricas en niños menores de 36 meses es por fiebre. Por lo que aplicar las categorías de riesgo según parámetros predictivos en la evolución del niño febril del grupo III constituyen el objetivo de este trabajo. Se realizó una investigación aplicada descriptiva de evaluación de procedimiento diagnóstico que aborda las infecciones bacterianas severas en el niño febril de 29 días a 36 meses de edad. Se siguieron 132 niños febriles evaluados de no Síndrome de Respuesta Inflamatoria Sistémica que asistieron al cuerpo de guardia del Hospital General Docente “Leopoldito Martínez” de San José, a los que se aplicaron las categorías de riesgos para la identificación de las infecciones bacterianas severas. Se analizaron las variables: edad, sexo, evolución, uso de antibiótico, diagnósticos ambulatorios y tipo de infecciones bacterianas severas. El 92.4% de los niños clasificados de bajo riesgo de infecciones bacterianas severas evolucionaron de forma favorable, sin tratamiento de antibiótico y con predominio del sexo masculino. La rinofaringitis aguda catarral y la fiebre de origen desconocido fueron los diagnósticos ambulatorios más frecuentes. Las infecciones bacterianas severas se presentaron en el 8.3% de los niños febriles bajo riesgo, con predominio en los menores de 12 meses del sexo femenino, con diagnóstico de infección del tracto urinario. Las categorías de riesgos según parámetros predictivos fueron eficaces para el diagnóstico de las infecciones bacterianas severas en el niño febril y no se presentaron complicaciones en los niños evaluados.

Palabras clave

infecciones bacterianas; atención domiciliaria de salud

Referencias

Alpízar Caballero LB, Medina Herrera CME. Fiebre: conceptos básicos. Rev Cubana Pediatr 1998; 70(2):79– 83.

Harper MB, Fleisher GR. Occult bacteriemia in the 3–months–old to–3 years–old age group. Pediatr Ann 1993; 22(8):484–93.

Baraff LJ, Bass JW, Fleisher GR, Klein JO, McCracken GH, Powel KR, et al. Practice guideline for the management at infants and children 0 to 36 months of age with fever without source. Annals of Emergency Medicine. 1993; 22(7):109–20.

Jasckiewicz JA, McCarthy CA, Richardson AC, White BC, Fisher DJ, Dagan R, et al. Febrile infants at low risk of serious bacterial infection–an appraisal of The Rochester Criteria and implications for management. Pediatrics. 1994; 94(3): 390–96.

Anuario Estadístico de Salud de Cuba (monografía en línea). 2005. Acceso: 10 de marzo 2007. Disponible en: http://bvs.sld.cu/cgi-bin/wxis/anuario/?IsisScript=anuario/iah. xis&tag5003=anuario&tag5021=e&tag6000=B&tag5013=GUEST&tag5022=2005 Acceso: 17 marzo 2007.

Baskin WN. The prevalence of serious bacterial infection by age in febrile infants during the first 3 months of life. Pediatr Ann 1993; 22(8): 462–66.

Jacskiewics LA, McCarthy CA. Evaluation and management of the febrile Infants 60 days of age or younger. Pediatric Ann 1993; 22(8):477–83.

Bonadio WA. Evaluation and management of serious bacterial infections in the febrile young infant. Pediatr Infect Dis J 1990; 9(12):905–12.

Álvarez Rodríguez A, Acosta Medina DL, Suárez Medina YR. Seguimiento en el hogar de niños febriles de bajos riesgos de infección bacteriana severa. Rev Cubana Pediatr (periódica en línea) 2003; 75(1): Disponible en:http://scielo.sld.cu/scielo.php? script=sci_arttext&pid=S003475312003000100002&lng=es&nrm=iso&tlng=es Acceso: 17 marzo 2007.

Comisión Nacional de Terapia Intensiva Pediátrica de Cuba. Sepsis. En: Guías de Práctica Clínica en Terapia Intensiva Pediátrica. La Habana: Política; 2001; Vol 1. p. 89-93.

Alvarez Rodríguez A, Aguilar Hernández I, Capote Rodríguez A, Ortiz Silva O, Barrios Rodríguez JC. Infección bacteriana severa en niños febriles. Rev Cubana Pediatr 1997; 69(3- 4):179-86.

Prince A. Fever without a source; occult bacteremia. En: Nelson WE. Essentials of Pediatrics. 4 ed. Philadelphia: Saunders; 2002. p. 366-8.

Baker MD, Bell LM, Auners JR. Outpatient management without antibiotic of fever in selected infant. The New England Journal of Medicine. 1993; 329(20):1437–41.

Stormorken A, Powell KP. Sepsis and Shock. En: Nelson WE. Nelson Textbook of Pediatrics.

ed. Philadelphia: Saunders; 2004. Vol. 1.p. 846–50.

Powell KP. Fever without focus. En: Nelson WE. Nelson Textbook of Pediatrics. 17 ed. Philadelphia: Saunders; 2004. Vol. 1. p. 841–46.

Álvarez Rodríguez A, Ortiz Silva O, Hernández Martínez N. Validación de nuevos parámetros predictivos de infección bacteriana severa en niños febriles menores de 36 meses de edad. Rev Cubana Pediatr. 1999; 71(4):197–204.

McCarthy PL. Acute infectious illness in children. Infectious Diseases. 1998; 14(3):51–7.

Byington CL, Enriquez FR, Hoff C, Tuohy R, Taggart EW, Hillyard DR, et. al. Serious bacterial

infections in febrile infants 1 to 90 days old with and without viral infections. Pediatrics. 2004; 113(6):1662-6.

Axelrod A. External cooling in the management of fever. Clin Infect Dis 2000; 31 Suppl 5: 224–8.

Subcommittee on Urinary Tract Infection, American Academy of Pediatrics. Practice parameter: the diagnosis, treatment, and evaluation of the initial urinary tract infection in febrile infants and young children. Pediatrics. 1999; 103:843-853.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Juan Carlos Marrero Cartaya, Alicia Álvarez Rodríguez

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.