Revista de Ciencias Médicas La Habana

Indice Anterior Siguiente
Revista de Ciencias Médicas La Habana 2012; 18 (1)

ARTÍCULO ORIGINAL

Absceso dentoalveolar agudo como urgencia estomatolÓgica en pacientes mayores de 19 años

Acute dentoalveolar abscess as stomatological urgencies in patients over 19 years old

 

Hilda Elia Rodríguez Chala,1 Miralys Marrero Hernández1

1Especialista en I grado de Estomatología General Integral. Profesor Instructor. Máster en  Urgencias Estomatológicas. Clínica Docente “Párraga”. Facultad “Julio Trigo López”. La Habana. Cuba.

RESUMEN

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal para conocer el comportamiento del absceso dentoalveolar agudo como una complicación de caries dental en la población mayor de 19 años de edad, de la Clínica Docente
“Párraga” en el período comprendido  desde enero de 2009 a enero de 2010. A cada uno de ellos y previo consentimiento, se les confeccionó la historia clínica para obtener las variables de interés para la investigación, vaciándose posteriormente en una planilla de recolección de datos. El diagnóstico de esta afección estuvo dado por las características clínicas de la misma y antecedentes del paciente obtenidos en el interrogatorio. En el estudio realizado se observó un predominio del sexo masculino con predominio del grupo de edad de 35-59 años que padecían esta enfermedad, los molares inferiores fueron los más vulnerables a padecerla. Se concluyó, además, que mientras más temprano se encuentre  el desarrollo del absceso dentoalveolar agudo la evolución clínica será más favorable.

Palabras clave: Absceso dentoalveolar agudo, urgencia estomatológica, fases clínicas.

ABSTRACT

It was carried out a descriptive-transversal study to know the behavior of acute dentoalveolar abscess as a complication of dental caries in the population over 19 years old, of “Párraga” Teaching Dental Clinic, in the period from January 2009 to January 2010.  A clinical history was made for each one of them, previous consent, in order to obtain the variables of interest for the research, that were later copied to a data collection form. The diagnosis of this affection was given by the clinical characteristics of it and the patient's antecedents obtained during the questioning. In the performed study it was observed predominance of male sex, specifically the age group of 35-59  that suffered from this disease. Lower molars were the most vulnerable. It was also concluded that the sooner the development of acute dentoalveolar abscess is found, the clinical progress will be more favourable.

Key words: Acute dentoalveolar abscess, stomatological urgency, clinical phases

INTRODUCCIÓN

El término urgencia (del latín urgentia) se define como “cualidad de urgente”, sección de los hospitales en que se atiende a los enfermos y heridos graves que necesitan cuidados médicos inmediatos.1

En nuestro Sistema Nacional de Atención Estomatológica Integral de Salud el tratamiento de las urgencias es priorizado, es decir, se debe brindar a los  pacientes atención inmediata  ya  que muchas de estas afecciones, además de ser dolorosas o molestas, pueden producir complicaciones que afecten la salud general de estos pacientes que en su mayoría suelen estar nerviosos, preocupados e irritables por lo tanto, requieren de atención priorizada, apoyo psicológico y se debe ser muy cuidadoso al realizar las maniobras clínicas requeridas para no exacerbar las molestias ya presentadas. Además las urgencias son impredecibles y merece que en la clínica pongamos  a disposición todos los recursos necesarios para dar solución inmediata y sobre todo acertada logrando una plena satisfacción en las personas que nos consultan.1,2

A pesar de que en nuestro país  el  mantenimiento de la salud del hombre es una de las tareas más importantes a llevar a cabo por el Sistema de Salud Pública existiendo amplia divulgación de las medidas preventivas y capacitación de todo el equipo profesional es observado la incidencia frecuente de afecciones estomatológicas como urgencias médicas. Por lo anterior expuesto el Estomatólogo General Integral  debe comprender la necesidad del estudio en profundidad de estas patologías con el propósito de llevar a cabo medidas preventivas, diagnósticos precoces y correctos.

En la práctica estomatológica, uno de los procesos periapicales  más comúnmente observados en los  servicios de urgencias  lo constituye el Absceso Alveolar Agudo. Este puede ser considerado un estadío evolutivo ulterior a la pulpa necrótica, en el que los tejidos periapicales reaccionan  intensamente ante la infección.

En Cuba se han realizado investigaciones sobre  las patologías más frecuentes en los servicios de urgencias estomatológicas,  evidenciándose  dentro de las periapicales el absceso dentoalveolar agudo con una alta frecuencia según un estudio realizado por Quiñones  Márquez3 en Holgun afectando ms al grupo de 35 a 48 aos de edad. Torres Mrquez4 y colaboradores encontraron mayor incidencia del absceso dentoalveolar agudo en relación a la celulitis facial odontógena en un estudio en el año 2008. Otra investigación realizada por Gonzáles Román5 y Perdomo Marsilly6 arrojó similares resultados.

Dentro de la clasificación aguda de estos procesos periapicales se encuentra el absceso dentoalveolar agudo. Este puede definirse como una colección localizada de pus en una cavidad neoformada por los tejidos de desintegración. A esta  entidad nosológica se le ha llamado también de varias formas, tales como: osteítis periapical supurada, absceso apical, absceso paroendodontal.7

Como consecuencia a una causa física, química o  bacteriana, con predominio de esta ultima, es atribuida  la invasión del tejido periapical por gérmenes patógenos. Secundariamente a la presencia de caries dental8 se presenta el absceso dentoalveolar agudo el cual puede presentarse en los forámenes normales de la raíces  siendo lo más común o en conductos accesorios.


Dentro de su sintomatología se encuentra sensibilidad del diente que cede al presionar continuamente el diente en su alvéolo. Posteriormente el dolor es severo, pulsátil, con inflamación de tejidos blandos. El diente se siente alongado, doloroso y móvil, afectando igual a los dientes vecinos y puede aparecer fístula que sana por granulación y presentarse lejos del diente afectado. Dentro de su sintomatología general puede presentarse palidez, irritabilidad, decaimiento por dolor y pérdida del sueño y absorción de toxinas, fiebre (pirexia) y escalofríos, éxtasis intestinal con halitosis y lengua saburral, cefalea y malestar general. Su tratamiento consiste en establecer drenaje de inmediato, por conducto, transmucosa o transóseo y controlar la reacción sistémica, también no sellar el conducto y desocluirlo. Se hace incisión sólo sí el tejido es suave y fluctuante colocando dique para el drenaje.9


Como  no existen estudios previos que reflejen la morbilidad por absceso dentoalveolar agudo como urgencia estomatológica en el mayor de 19 años en el área de salud de “Párraga”  nos dimos a la tarea de caracterizar a este tipo de enfermedad como urgencia estomatológica y disponer así de información actualizada sobre dicho tema, siendo el principal motivo de nuestra investigación.

Este trabajo tiene como objetivos caracterizar dicha población según edad y sexo, determinar la fase clínica más frecuente  y diente más afectado. Además de identificar  los signos y síntomas más frecuentes de esta patología  como urgencia estomatológica, y la posterior evaluación del cuadro clínico según fases clínicas.

MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal para describir el comportamiento del absceso dentoalveolar agudo como urgencia  en la población mayor de 19   años  que acudió a la consulta estomatológica de la Clínica Docente “Párraga”.


El universo de dicho estudio estuvo constituido por 120 pacientes con criterio diagnóstico de absceso dentoalveolar agudo dado por las características clínicas del mismo y antecedentes del paciente obtenidos en el interrogatorio. De ellos se  seleccionó 80 pacientes al azar  constituyendo la muestra de dicha investigación. Como criterios diagnósticos se consideró la presencia de un absceso alveolar agudo cuando existían síntomas objetivos y subjetivos que lo identificaban. Por último se confirmó el diagnóstico desde el punto de vista radiográfico, para descartar la acción de procesos crónicos agudizados. Se incluyeron todos los pacientes de 19 y más años cumplidos, que tuvieran voluntariedad de participar en la investigación y estuvieran aptos mentalmente. Fueron excluidos los menores de 19 años además de los que presentaron absceso dentoalveolar agudo por periodontitis u otra causa que no fuera caries dental. Se tuvieron en cuenta variables como las fases clínicas en las que se encontraba el absceso dentoalveolar agudo, los signos y síntomas más frecuentes como urgencia estomatológica dentro de la patología, así como diente causal y  la evolución de la enfermedad.


Se confeccionó una planilla recolectora de datos para recoger las variables de interés, una vez realizado el procedimiento anterior se indicó tratamiento para la enfermedad y se le informó al paciente que debía  acudir a consulta  cada 24 horas por 3 días para realizar la evaluación del mismo teniendo en cuenta su evolución. Se procesaron los datos manuales  y se presentaron en tablas utilizando el por ciento como medida resumen.

RESULTADOS

El sexo masculino predominó para un 58.7 %, en tanto para los grupos de edad se observan más pacientes afectados en el grupo de 35-59 años en ambos sexos aunque con predominio del sexo masculino para un  33.7% (tabla 1).

Tabla 1. Distribución  por grupos de edad y sexo.

 

 

Grupos de Edad
(años)

 

Femenino

Masculino

 

Total

 

 

 

No.

%

No.

%

No.

%

19 a 34

9

11.2

14

17.5

23

28.7

35 a 59

24

30

27

33.7

51

63.7

60 y más

--

--

6

7.5

6

7.5

Total

33

41.2

47

58.7

80

100

 

Las fases clínicas I  y II fueron las que mayor por ciento arrojaron con  un 35 y 46.2% respectivamente, esto debe estar relacionado con que constituyen estas dos fases las más agudas dentro del desencadenamiento  de esta patología (tabla 2).

Tabla 2. Distribución  de pacientes según fases clínicas del Absceso Dentoalveolar Agudo.

Fase clínica

 

Pacientes

No.

%

Fase I

28

35

Fase II

37

46.2

Fase III

15

18.7

Total

80

100

 

Más del 50% de los dientes involucrados pertenecieron a la arcada inferior con un 65% y en menor grado a los superiores con un 35% respectivamente. En la particularidad podemos notar que son los molares y bicúspides inferiores los más  perjudicados con un predominio de molares (28.7 %) en relación a las bicúspides (16.2%) (tabla 3).

Tabla 3. Pacientes según diente causal.

Diente

SUPERIORES

INFERIORES

No.

%

No.

%

Incisivos

3

3.75

7

8.75

Caninos

4

5

9

11.2

Bicúspides

9

11.2

13

16.2

Molares

12

15

23

28.7

Total

28

 

35

 

52

65

 

El dolor constituyó el síntoma más frecuente de esta patología  sobre todo en la fase I dónde el total de pacientes o sea el 100%  acudió aquejado por este síntoma. El aumento de volumen como parte de un signo de esta alteración se comportó con un 100% tanto en las fases II y III (tabla 4).

 

 Tabla 4. Signos y sntomas como urgencias de Absceso Dentoalveolar Agudo segn fases clnicas.

 

Fase I

Fase II

Fase III

Total 28

Total 37

Total 15

No

%

No

%

No

%

dolor

28

100

26

70.2

7

46.6

Malestar general

--

--

--

--

--

--

Aumento de volumen

--

--

37

100

15

100

Impotencia funcional

12

42.8

--

--

7

46.6

 

La fase I y la III muestran su 100 % de evolución satisfactoria  a las 72 horas  no así la fase II donde se necesita más de 72 horas para ser satisfactorio como evolución en su total de examinados (tabla 5). 

Tabla 5. Evolución post-tratamiento según fase clínica.

 

Fase I

Fase II

Fase III

Total 28

Total 37

Total 15

S

I

S

I

S

I

No.      %

No.      %

No.     %

No .     %

No.     %

No.       %

24 horas

--

--

28

100

---

--

37

100

--

--

15

100

48 horas

26

92.8

2

7.14

7

18.9

30

81

13

86.6

2

13.3

72 horas

28

100

--

--

29

78.3

8

21.6

15

100

--

--

Más de 72 horas

28

100

--

--

37

100

--

--

--

--

--

--

 

DISCUSIÓN

Las mujeres en su condición de género femenino tienen una mayor tendencia a preocuparse más por su salud bucal por la afectación estética que esta pudiera  producirle, llevándolas a acudir al estomatólogo más a menudo que los hombres. Torres4 en un estudio realizado en la provincia Mayabeque discrepó en relación al sexo pero coincidió con el grupo de edad obteniendo más frecuencia del absceso dentoalveolar agudo en los mayores de 35 años.


Los dientes superiores son  los que más afectan la estética  por lo que el paciente  muestra una mayor preocupación al tratamiento de estos dientes para no verse afectado desde este punto de vista. En estudios realizados por Gómez Porcegué,10 García Roco11 y colaboradores se evidenció un predominio de molares para el primero y específicamente los inferiores para el segundo, respectivamente. Esto puede estar dado a que es el primer permanente en brotar en la boca más relacionados con caries dental y como complicación de ella el absceso dentoalveolar agudo. Otros abogan por los segundos y terceros molares pero siempre refiriendo sus resultados a predominio de los inferiores.12,13


Muchas veces el miedo ante el tratamiento estomatológico conlleva a los pacientes a  no acudir a la consulta en espera de la remisión  del cuadro clínico, pero cuando se agudiza más la sintomatología  se ven obligados a asistir al servicio especializado aún más en la fase II dónde ya la presencia del edema y la afectación facial sumado a la agravación de los síntomas de la fase I hace inminente la  ayuda especializada. El dolor constituye así el síntoma más frecuente de esta patología. El mismo va  acompañado de reacciones sentimentales entre las que se encuentran irritabilidad, agresividad, ansiedad, desesperación, depresión que obligan al mismo a buscar ayuda profesional de carácter urgente.14-16 Por otra parte el edema es otro de los signos clásicos de esta entidad comprometiendo  de manera importante las relaciones interpersonales y sociales por sentimientos de complejos e inferioridad. En muchas ocasiones afecta la función social del paciente pues se afecta su autoestima sobre todo si es una mujer por la deformidad facial que sufre siendo eminentemente la búsqueda de ayuda especializada.13 No se encontraron resultados significativos en relación al malestar general y la impotencia funcional. En la literatura coinciden  los realizados por Sommer17 en España, en Estados Unidos por Michael18 y colaboradores refiriéndose al dolor como responsable principal  de las urgencias dentales.


En alusión al desencadenamiento del absceso dentoalveolar agudo con sus fases clínicas encontramos en la fase I que la infección está bien localizada permitiendo su control oportuno con el tratamiento debido y por ende una remisión rápida del caso. En relación al edema que caracteriza a la fase II necesita mayor tiempo para su remisión ya que la infección se encuentra diseminada en la región anatómica correspondiente así mismo ocurre en la fase III aunque a pesar de tener la presencia del edema como en la fase anterior este se encuentra más reducido y muchas veces ya con la presencia de punto fluctuante o drenando con fístula lo cual disminuye considerablemente la  agudización del caso. Por lo anterior expuesto podemos decir que mientras más tempranamente sea la fase clínica en que se encuentre el Absceso Dentoalveolar Agudo la  evolución satisfactoria será directamente proporcional a ella. Es decir que la fase I de esta patología constituye la más importante para diagnosticar, tratar y así disminuir considerablemente la gravedad del mismo ofreciendo menos complicaciones del cuadro clínico.

Se concluye que el  mayor por ciento de pacientes afectados por absceso dentoalveolar agudo correspondió al sexo masculino con predominio del grupo de edad de 35-59 años. La fase clínica II constituyó la más diagnosticada y los molares inferiores fueron los más afectados, el dolor y el  aumento de volumen  representaron los síntomas y signos más prevalecientes en esta patología como urgencia estomatológica. El diagnóstico de esta alteración en estadío inicial o fase I es directamente  proporcional a una evolución favorable del cuadro clínico.

REFERENCIAS BIBLIOGRFICAS
  1. Petrocco C. Urgencias Endodónticas. El odontólogo invitado [en línea]. 2009 [citado 12 Sep 2009]. Disponible  en: http://www.carlosboveda.com/Odontologosfolder/odontoinvitadoold/odontoinvitado8.htm
  2. Santos Peña MA, Bienvenido Mesa R, Betancourt García A, Curbeira Hernández E, Fernández Gonzáles M. Urgencias clínico estomatológicas. guías para el   diagnóstico. Rev Cubana Estomatol [periódica en línea]. 2000 [citado 12 Sep 2009];37(1). Disponible en:
    http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072000000100001&lng=es&nrm=iso&tlng=es .
  3. Quiñones Márquez, D. Patologías pulpares y periapicales más frecuentes en urgencias en 2 clínicas estomatológicas. Rev Cubana Estomatol [periódica en línea]. 2000 [citado 12 Sep 2009];37(2). Disponible en:  http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072000000200002&lng=es&nrm=iso&tlng=es
  4. Torres Márquez M, Rodríguez Calzadilla OL, Trujillo Alayón S,Rodríguez Aparicio A. Resultados del tratamiento del absceso dentoalveolar agudo y la celulitis facial odontógena. Revista de Ciencias Médicas de La Habana [periódica en línea]. 2008 [citado 12 Sep 2009];14(2). Disponible en:  http://www.cpicmha.sld.cu/hab/vol14_2_08/hab09208.htm .
  5. Gonzáles Román  A, Quintana del Solar M, Matta Morales C. et al. Frecuencia de diagnósticos y tratamientos pulpares según indicadores de la demanda realizados en una clínica dental universitaria. Rev Estomatol Herediana [periódica en línea]. 2005 [citado 14 Sep 2009];15(2). Disponible en: http://revistas.concytec.gob.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1019-43552005000200010
  6. Perdomo  Marsilly, Ortiz Moncada C, La O Salas NO, Corona  Carpio MO, León Betancourt EC. Principales aspectos clínicos de las afecciones endoperiodontales. MEDISAN [periódica en línea]. 2006 [citado 12 Sep 2009];10(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol10_1_06/san07106.htm
  7. Gay Escoda C, Berini Aytés L. Vías de propagación de la infección odontogénica. En: Cosme Gay Escoda, Leonardo Berini Aytés. Cirugía bucal. Madrid: Ergon;1999. p. 623-44.
  8. Goncalves A, Cople L. Bruxism in children: a warning sign for psychological
    problems. J Can Dent Assoc [periódica en línea]. 2006 [citado 12 Sep 2009];72(2). Disponible en:
    http://www.cda-adc.ca/JCDA/vol-72/issue-2/155.pdf
  9. Dinatale E. Diseminación de la infección odontogénica. Acta Odontol Venezolana [periódica en línea]. 2000 [citado 12 Sep 2009];38(1). Disponible en:
    http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S0001-63652000000100006&script=sci_arttext
  10. Gómez Porcegué Y, García Sánchez ME. Comportamiento de las patologías pulpares y periapicales en los pacientes mayores de 19 años: área Sur de Sancti Spíritus: Jun 2006 - Abr 2007. Gaceta Médica Espirituana [periódica en línea]. 2009 [citado 12 May 2010];11(1). Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/gme/pub/vol.11.(1)_02/p2.html
  11. García Roco Pérez O, Zequeira Peña JL, Dueñas Rosquete L, Correa Moreno A. Infección odontogena grave: posibles factores predictores. Rev Cubana Estomatol [periódica en línea]. 2003 [citado 18 Jun 2008];40(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072003000100005&lng=es&nrm=iso&tlng=es .
  12. Flynn TR, Sharti RM, Levi MH, Adamo AK, Kraut RA, TRieger N. Severe odontogenic infections, part 1: prospective report. J Oral Maxillofac Surg [periódica en línea]. 2006 [citado 12 Sep 2009];64(7). Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16781343
  13. Storoe W, Haug RH, Lillichtyt. The changing face of odontogenic infections. J Oral Maxillofac Surg [periódica en línea]. 2001[citado 12 Sep 2009];59(7). Disponible en:  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11429732
  14. Meskin LH, Berry TB, Currier GF, Kennedy JE, Leindelder KF, Roser SM, et al. Year Book of Dentistry. St Louis: Mosby; 1995.
  15. Li X, Tronstad L, Olsen I. Brain abscesses caused by oral infection.  Endod Dent Traumatol [periódica en línea].1999 [citado 12 Sep 2009];15(3):95-101. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10530150
  16. Bridgeman A, Wiesenfeld D, Hellyar A, Sheldon W. Major maxillofacial infections.  an evaluation of 107 cases. Aust Dent J [periódica en línea].1995 [citado 12 Sep 2009];40(5): 281-288. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8629955
  17. Sommer M, Lebel AA, McPeek B. Valoración del dolor. En: Borsook D, Lebel AA. Mc Peek B, editores. Massachussets general hospital tratamiento del dolor. Marban. España;1999.
  18. Brennan Michael T, Runyon Michael S, Batts Jayne J, Fox Philip C, Kent M, et al. Odontogenic signs and symptoms as predictors of odontogenic infection: a clinical trial. J Am Dent Assoc [periódica en línea]. 2006 [citado 12 Sep 2009];137(1):62-66. Disponible en: http://jada.ada.org/content/137/1/62.abstract

Recibido: 6 de septiembre de 2011.
Aprobado: 10 de noviembre de 2011.

Dra. Hilda Elia Rodríguez Chala. Especialista en I grado de Estomatología General Integral. Profesor Instructor. Máster en  Urgencias Estomatológicas. Facultad “Julio Trigo López”. La Habana. Cuba. E-mail: hilda.rodriguez@infomed.sld.cu  

Indice Anterior Siguiente

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Hilda Elia Rodríguez Chala, Miralys Marrero Hernández

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.