Revista de Ciencias Médicas de la Habana

Indice Siguiente
Revista de Ciencias Médicas La Habana 2007,13 (1)

EDITORIAL.

PEDAGOGÍA, EDUCACIÓN Y CULTURA EN LAS CIENCIAS MÉDICAS

AMENIZAR LA CIENCIA ES GENERALIZARLA...1
José Martí

Las exigencias históricas y sociales en los inicios del siglo XXI en Cuba, imponen la formación de profesionales de la salud de excelencia, si se tiene en cuenta que ellos ayudan a sustentar la Salud Pública en un elevado número de países en todo el mundo y en Cuba, y solamente con una sólida formación científico – técnica se hace posible que esos profesionales actúen de acuerdo a las normas internacionales de competencia y desempeño, por las que se rigen la promoción de salud, prevención de enfermedades, cura y rehabilitación de los enfermos. Según Martí, “ciencia es el conjunto de conocimientos humanos aplicables a un orden de objetos, íntima y particularmente relacionados entre sí”2 . Para formar a un científico de estos tiempos hay que hacerlo sobre sólidas bases, en las que la Pedagogía, la Educación y la Cultura juegan un papel significativo, sistémico e indispensable, que necesita de su interacción para lograr profesionales de avanzada.
El hombre como consecuencia de la evolución, es un ser vivo, biológico, psíquico, individual, social e histórico 3, y es capaz, por tanto, de asumir la herencia histórico – social y ponerla al servicio de su tiempo. La historia de Cuba cuenta  con personalidades altamente destacadas en todas las ramas del saber. por lo que es deber y obligación de las nuevas generaciones apropiarse de todo ese caudal de conocimiento y ponerlo al servicio del mundo en que viven.
 Los jóvenes egresados de las Ciencias Médicas están influenciados por todo  y todos los que les anteceden y, a su vez, se nutren de lo nuevo que la Ciencia a nivel mundial ofrece, por lo que están, entonces,  en la obligación de poner esos conocimientos al servicio de la Humanidad.
El hombre es un ser social y vive en sociedad, que no es más que un conjunto de relaciones que se establecen entre los individuos y grupos, con la finalidad de constituir cierto tipo de colectividad, estructurada en campos definidos de actuación en los que se regulan los procesos de pertenencia, adaptación, participación, comportamiento, autoridad, burocracia, conflicto y otros.4
No se podría formar el hombre nuevo, y dentro de él, al profesional de la salud en la sociedad cubana, con sus características muy propias, sin una clara y precisa utilización de otra ciencia: La Pedagogía, que trata el fenómeno educación, de manera que, a diferencia de otras, posee la particularidad de tenerla como único objeto de estudio. Esta ciencia no trata la educación en toda su magnitud social, sino sólo a lo que existe conscientemente organizado y orientado con un fin social y político determinado 5
Educación es todo proceso de influencia, de configuración o de desarrollo del hombre, al mismo tiempo que el efecto de esa influencia, de esa configuración, de ese desarrollo 6. Un hombre bien educado es un hombre culto. Cuando se educa al futuro profesional en los principios y valores que lo distinguen de otros profesionales, se les está proporcionando cultura médica, tecnológica, política, axiológica, científica, social e ideológica.
En otros términos se puede decir que la educación es una actividad que responde al hombre en sociedad, por lo que está en consonancia con su condición como ser social y con su carácter  transformador del mundo que le rodea.
El proceso educativo constituye un momento integrador de todas las influencias educativas. Al proporcionar a los educandos la cultura necesaria para su desarrollo profesional y social, les posibilita un nivel de competencia y desempeño acorde a las necesidades de su entorno.
La cultura es el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos, que caracterizan a una sociedad o grupo social en un período determinado. El término cultura engloba, además, modos de vida, ceremonias, arte, invenciones, tecnología, sistema de valores, derechos fundamentales del ser humano, tradiciones y creencias. A través de la cultura se expresa el hombre, toma conciencia de si mismo, cuestiona sus realizaciones, busca nuevos significados y crea obras que le trascienden 5.
En las carreras de Ciencias Médicas, lo curricular (asignaturas) y lo extracurricular (extensión universitaria), completan un producto bien elaborado donde mediante el uso adecuado de la Pedagogía con su objeto de estudio: la educación, se cultiva a esos hombres para que sean útiles al mundo de su tiempo.
La interacción y dependencia de esos cuatro elementos hacen posible, sin duda alguna, que la calidad de vida del ser humano adquiere tan alta prioridad, que la conviertan en objetivo fundamental del trabajo de los médicos, estomatólogos, enfermeros, psicólogos y tecnólogos de la salud.
La educación está condicionada por la Constitución de la República y por la política educativa que determina el modelo de hombre al que se aspira, y precisan los principios generales que tienen que sustentar, tanto el modelo de la Universidad nueva como del sistema nacional de Educación Superior, y muy específicamente a la teoría curricular que se aplique.
La Pedagogía posee fundamentos filosóficos, sociológicos y psicológicos porque el hombre es una realidad viva, biológica y psicológica, social e histórica, capaz de ser cultivado en los principios del país o entidad donde sea formado.
La educación tiene como objetivo principal preparar al hombre para la vida. Mediante la cultura que la Universidad Médica sea capaz de transmitir a esos estudiantes, serán, entonces, profesionales con una formación cultural integral en completa correspondencia con las necesidades de nuestros tiempos 7
Queda demostrado, pues, que la educación, objeto de estudio de la pedagogía se relaciona estrecha e indisolublemente a la cultura. El proceso pedagógico cumple con la función de dirección que consiste en dirigir el proceso de apropiación de la cultura para educar y desarrollar en el hombre todas sus potencialidades 8
La pedagogía, la educación y la cultura son elementos trascendentales correspondientes al hombre en sociedad, transforman a ese hombre y lo conviertan en sujeto activo y protagonista de su medio.
Los pedagogos de las Ciencias Médicas educan y cultivan en correspondencia a los requerimientos de la sociedad de su tiempo.

Lic. Ana Josefa García Cormenzana
Licenciada en Lengua Inglesa. Profesora Auxiliar

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
  1. Martí J. Obras completas. La Habana: Editorial Nacional de Cuba; 1965; T 7.
  2. Martí J. Obras completas. La Habana: Editorial Nacional de Cuba; 1965; T 6.
  3. Chávez J. Hombre, cultura, sociedad y educación. En: Chávez J. Acercamiento necesario a la pedagogía general. Ciudad de La Habana: Pueblo y Educación; 2005. p 2
  4. Enciclopedia Encarta 2000. Microsoft Corporation 1993 -1999; Sociedad.
  5. Chávez J. La pedagogía como ciencia .En: Chávez J. Acercamiento necesario a la pedagogía general. Ciudad de La Habana: Pueblo y Educación; 2005.p 8
  6. Chávez J. La educación como fenómeno social. En: Chávez J. Acercamiento necesario a la pedagogía general. Ciudad de la Habana: Pueblo y Educación; 2005. p 5
  7. Chávez J. La pedagogía como ciencia.  En: Chávez J. Acercamiento necesario a la pedagogía general. Ciudad de La Habana: Pueblo y Educación; 2005. p 22-3
  8. Sierra Salcedo R. Modelación y estrategia: algunas consideraciones desde una perspectiva pedagógica. En: Compendio de pedagogía. Ciudad de La Habana: Ciencias Médicas: 2002. p. 311–28. 

Indice Siguiente

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2020 Ana Josefa García Cormenzana

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.